Jueves, 31 de julio de 2008
Cada día es más díficil comer en un restaurante y que la experiencia sea satisfactoria. No voy a hablar de los penosos modales que tienen los camareros, pues estos me dirán que para la mierda de sueldo que ganan y las horas que trabajan son suficientes. Tampoco de los precios abusivos que los hosteleros ponen a una simple botella de agua, después estos se quejaran que estamos en crisis y que sus ventas bajan...

El tema es que si voy a un restaurante y especifico que la carne la quiero poco hecha, es más sangrante... ¿por qué me la traen bien frita?... analicemos un fenómeno físico que los cocineros no se han dado cuenta, si se hace poco la carne el cliente puede pedir que se la pase un poco más, pero ¿si se hace mucho? pues el cliente se tendrá que fastidiar o montar un pollo... ¿Tan díficil es darse cuenta de este fenómeno?

Después esta el tema de la sal en las comidas, pasa otra vez lo mismo te ponen kilos de sal en cualquier cosa y después ¿que hacemos? ¿echamos azúcar para contrarestarlo?

En el fondo de todo esto esta que haciendo mucho la carne o echando mucha sal se mata el sabor a los alimentos y es más díficil distinguir la calidad de los mismos, con la pertinente ganancia del hostelero llorica.


Tags: carne, sal, cocción, calidad

Publicado por NoSetup.org @ 11:06 | enlace permanente | La vida
Comentarios (0) Meneame!!
Comentarios
HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:




Comentario:

 
© 2005 - 2014 NoSetup.org Sindicación [RSS 0.91] [RSS 1.0] [RSS 2.0] [ATOM 0.3]